En la profundidad del alma hay una religión,
llamada soledad,
en el silencio de nuestras bocas,
existen deseos,
hojas de primaveras que se esparcen con el viento,
deseos que se llaman besos.
 
Es el aire aterciopelado que inunda mi ventana,
es la locura del mar
que entra por mis venas,
son dos bocas entregadas
en la magia de los mimos. …
Son tus ojos achinados que se hacen infinitos,
con el vaiven de las olas,
es tu cuerpo delineándose entre fuego y escarcha,
es acariciar tu piel dulcemente,
tan blanca, … tan mia …
 
Es amar profundamente en el bosque profundo de mi alma,
es convertir el dia en noche,
Y tus besos, en lo eterno
en lo infinito…
 
En tu ausencia, solo escucho el silencio
de tus palabras al aire.
Suspiros que recuerdan miradas,
que se pierde en la profundidad de las horas, ..
 
Pero en mi corazón, retumbará …
entre estas paredes,
bajo ese cielo estrellado,
en lo profundo de mi alma,
el sonido de tu voz,
pronunciando mi nombre …
 
Y persistirá con el roce de mis dedos,
en mis labios,
con los ojos cerrados,
la imagen de tus besos en mi boca,
y la dulzura desnuda
de tus besos, …
 
Te extraño, ….
 
Mochima,   25/02/2012
Advertisements