Ella era una chica plastica, de esas que van por ahi; como Lucy in The Sky of Diamonds, en el viaje eterno, en las nubes,   siempre  distraída,  en extasis contemplativo. No  sirvieron para nada las dulces sugerencias de su amado, los ruegos, las caricias y peticiones de amor, los viajes en el  yate, las excursiones a la montaña…Vivia en el limbo.
Desesperado, su galan  la lleva a hacerse un EEG,  para determinar si hay algo que funcione. La enfermera rauda y veloz le coloca los 50 pequeños electrodos sobre  su exclusivo peinado a lo Lady Gaga… que dira su estilista, el divino Ricky Ricon .
La prueba empieza con normalidad, pero el tester no indica nada (esa es la pantallita que hace bip bip bip y biiiiiii cuando alguien se muere), el tecnico aumenta el voltaje progresivamente, no hay señal;  hasta que se queman los fusibles y la chica ni parpadea…que extraño. …
Se convoca una junta medica, pues es la primera vez que ocurre un caso asi; los galenos deciden someterla a toda clase de pruebas, traen a los expertos de la Nasa ,ET , Stephen Hopkings, al Dr Chimbin, Al Babalao Takemao y entre todos llegan a la conclusion de que goza de una salud envidiable, que extraño.. aunque sigue impávida,  en el limbo.
Una enfermera de lo mas dispuesta, la afamada Catete Venal, asistente del psiquiatra japonés Dr Tekuro Lazotea y especialista en casos perdidos, se dirige a ella, observa a la bella dama; y se le prende el bombillo. De inmediato, se le ocurre una ultima prueba. Lleva a la hermosa paciente a un reservado y pide que todos salgan…Ahora hagan silencio por favor!
Tras el cristal se observa a Catete sacando algo de su cartera, parece una lamina plastica de color plata,  es una Visa platinum, del City, y sin limite de credito. Con movimientos ondulantes se la acerca y sorpresa!…se observa una reaccion. Aquellos ojos negros se abren lentamente; se iluminan con luz cegadora y una  sonrisa de oreja a oreja  se dibuja en su cara. Enseguida extiende la mano y toma la tarjeta, sucedio el milagro.
El resto es historia… Cuentan que la glamorosa chica, cual un remolino avasallante; entre vapores de Channel No5, hizo gala del mas refinado instinto  femenino. Corrio a D&G, deliro con Michael Kors y acabo en Gucci. Stella Mc Cartney no la olvidara.  Fue portada de Hola al salir del Maxims con Paris.   Nunca desmintio  su affaire con George Clooney. Dicen que  Steve Jobs muere por ella.
Advertisements